912 179 358 info@genei.es

Un cliente satisfecho puede convertirse en la mejor tarjeta de presentación de un negocio. Las tiendas de comercio electrónico, por eso motivo, se afanan en mejorar la experiencia de los clientes con el propósito de fidelizarlos e incrementar las ventas en un mercado cada vez más saturado.

Hay una serie de técnicas que contribuyen a estrechar esta relación entre el negocio ecommerce y el consumidor. Entre otras cosas se procura aprovechar el factor sorpresa, crear una experiencia diferente y positiva o tratar de ser lo más resolutivos posibles.

Hay una serie de ideas que deberías tener en cuenta para mejorar la experiencia del usuario de una tienda online:

  • Incorporar notas a mano: es una forma de demostrar que detrás de cada artículo o paquete hay una persona. No te costará nada adjuntar con el envío una tarjeta de agradecimiento escrita a mano. Le dará un toque más humano y apenas te llevará unos segundos.
  • Sorprender con merchandising: añadir al pedido una pegatina, un imán o un calendario del negocio. Servirá para mantener el vínculo con el cliente.
  • Información sobre el pedido: la experiencia de compra del usuario mejorará de manera considerable si le proporcionas un código de seguimiento del envío para que conozca el estado del pedido en tiempo real.
  • Aprovechar las redes sociales para mantener la comunicación: las empresas tienen que estar presentes en las redes sociales, tanto para proporcionar información como para mantener contacto con sus clientes. Hay que atender con rapidez, ser amable y derivar los asuntos más problemáticos a los mensajes privados.
  • Negocios que aportan soluciones: además de vender artículos, una tienda online también debe proporcionar información y realizar recomendaciones sobre los productos y servicios que proporciona.
  • Solicitar la colaboración de los clientes: haz que los usuarios utilicen las redes sociales para promocionar los artículos de tu tienda. Pídeles que muestren sus experiencias subiendo fotos y haciendo menciones.
  • Se sientan diferentes: puedes proporcionarles algún descuento por su fidelidad a la empresa o por hacer más de 5 compras al año. Déjale claro que lo haces en exclusiva para ellos.
  • Personalizar contenidos: adapta el diseño de tu página en función del tipo de cliente que tengas.
  • Ofrecer el mejor servicio de atención al cliente por los distintos canales.
  • Conseguir que la navegación por la página resulte lo más sencilla posible: intenta que la web cargue con rapidez, que los formularios sean sencillos y que la página no se caiga.