912 179 358 info@genei.es

Nos preocupa mucho que la bicicleta o el paquete que mandamos por correo llegue a su destino sin ningún tipo de daño. ¿Y qué tenemos que hacer para garantizar su entrega sin incidencias? Además de prestarle atención al embalaje también hay que utilizar cajas de cartón en buen estado y con unas medidas acordes a la mercancía.

Cuáles son las cajas para envíos más seguras

Una caja nueva, sin uso previo, con un aspecto fuerte y robusto te resultará toda una garantía en paquetería. Ten en cuenta que aquellos embalajes reutilizados varias veces y con daños pierden hasta un 30% de su eficacia.

  • Procura que las solapas de cierre permanezcan intactas.
  • El tamaño de la caja debe adaptarse al peso y dimensiones de la mercancía que se envía. Poner más peso de lo que puede soportar resultaría una imprudencia por parte del cliente.
  • Utiliza cinta adhesiva de 50 mm de grosor para cerrar el paquete.

A todo ello se le une además la necesidad de emplear en el interior de la caja del envío material de protección, como plástico de burbujas, que conseguirá dotar al contenido del paquete de una mayor amortiguación durante el transporte. Para más dudas sobre el empaquetado, te recomendamos revisar estos consejos de embalaje.

Qué ocurre si la caja para envíos está en mal estado

Cuando la caja para enviar mercancía presente un aspecto deteriorado o esté rota, posiblemente el transportista no te la recoja, ya que en ningún momento podrá responsabilizarse de que el contenido que va en su interior llegue en buen estado a su destino.

Tampoco podrá soportar posibles caídas o la apilación de más mercancía. Por lo tanto, el resultado será catastrófico.

El embalaje más adecuado para cada paquete

Para negocios:

-Utiliza una caja en buen estado y robusta, que resulte atractiva y ayuda a potenciar la imagen de marca. Esto contribuirá a fidelizar clientes en el cliente aportándole más seriedad a tu empresa.

Para mudanzas:

-Emplea cajas que tengan un tamaño acorde al contenido, sin que se exceda el peso que puede soportar. Para tener controlado el contenido de cada una de ellas puedes numerarlas.

Para envíos de electrónica:

-Cuando tengas que mandar una televisión, un teléfono móvil, una videoconsola o cualquier otro dispositivo electrónico deberás utilizar el embalaje original. Si ya no dispones de él puedes sustituirlo por una caja nueva, con unas dimensiones acordes al aparato.

Enviar cajas por paquetería

Cajas para enviar paquetes de mudanzas

Tipos de cajas en paquetería

La mayoría de los servicios de mensajería se realizan con cajas de cartón. Son económicas, se consiguen con facilidad en cualquier tienda y garantizan una gran resistencia, pero también hay otras opciones a tener en cuenta

  • Cajas de cartón para envíos: las hay disponibles de varios tamaños, por lo que pueden ser una opción adecauada para transportar cualquier tipo de objeto.
  • Cajas de madera para envíos: se emplean principalmente para el transporte de mercancías pesadas y voluminosas.
  • Cajas de plástico para envíos: este material resulta muy resistente a los golpes y caídas, pudiendo utilizarse en varias ocasiones.

Otras posibilidades de embalaje son las bolsas de plástico o los sobres acolchados, muy útiles para el envío de elementos muy ligeros.

Sólo tienes que averiguar cuáles son las cajas para envíos más convenientes para tus paquetes.