912 179 358 info@genei.es

Hasta una quincena de comunidades autónomas llevan varios días en alerta en España por las bajas temperaturas. Sin lugar a dudas se ha convertido en un asunto de gran interés, como así lo han recogido los medios de comunicación. ¿Pero cómo afecta todo esto a nuestros hábitos de compra?

Como es de suponer, se incrementan las ventas de abrigos, ropa, radiadores, etc, pero también varían los métodos de compra. En vez de salir de casa preferimos comprar online, ya que el frío y la lluvia nos echa para atrás.

Por lo tanto, se puede decir que el sector e-commerce encuentra aquí una buena oportunidad para mejorarar sus resultados. Así lo demuestra el comportamiento que tuvieron los usuarios hace unos años durante unas navidades en Estados Unidos y Gran Bretaña, donde las fuertes nevadas provocaron que los clientes se volcarán sobre las tiendas online, llegando a colapsar los sistemas de entrega.

El mal tiempo también provoca que se consuma más ocio desde el hogar. Un informe elaborado por Vente-Privée desvelaba que 3 de cada 4 españoles optaba por comprar por Internet en las jornadas de lluvia, de los cuales el 26% lo hacía por aburrimiento, mientras que el 23% buscaba una motivación para alegrar el día.

Pero las olas de frío no sólo afectan a los hábitos de compra, sino que también provocan cambios en los anuncios y en la manera de ver las cosas. Parece ser que disponemos de más tiempo y hacemos más clics en los banners, además de usar durante más tiempo las redes sociales. Es algo que las empresas online deben aprovechar para hacer llegar sus productos o servicios. Al parecer, cuando las temperaturas son bajas y llueve, la actividad en Twitter o Facebook crece un 42% en comparación con un día de sol.

Por lo tanto, puedes aprovechar la ola de frío polar para incrementar las ventas de tu negocio. De los envíos urgentes ya se encarga Genei.