912 179 358 info@genei.es

Una vez finalizadas las vacaciones toca volver a la rutina. Septiembre, junto con enero, se presenta como uno de los meses más dañinos para nuestro bolsillo. La vuelta al cole y la recuperación de ciertos hábitos van unidas a un desembolso inaplazable. Sin embargo, para que no te resulta tan costoso el regreso después de las vacaciones te ofrecemos una serie de recomendaciones para soportar la cuesta de septiembre.

Claves para ahorrar en septiembre

  • Realizar un presupuesto lo más ajustado posible

Hay que conocer que ingresos vas a tener y los gastos. Realiza una lista con ambos conceptos, incluyendo la estimación de los gastos. Ten en cuenta que habrá que pagar los libros y el material escolar de los niños, renovar la tarjeta de transporte o el abono de cursos de formación.

  • Busca y compara los mejores precios

Muchos negocios y empresas ofrecen descuentos y campañas especiales para superar la cuesta de septiembre. Consulta si hay ofertas en las tarifas de luz, telefonía o internet. Al realizar la compra online conseguirás unos precios más económicos, sobre todo si utilizas un comparador de precios como Genei.

  • Evita las compras compulsivas

Es necesario huir de aquellas compras que no resulten imprescindibles. De ahí que sea aconsejable elaborar una lista con los artículos que necesites y no te salgas de ella.

  • Usa el pago a plazos

Resulta más cómodo si compras en tiendas o negocios que permiten el pago a plazos. De esa forma no tendrás que hacer frente a un único pago en septiembre y el gasto se irá repartiendo durante los próximos meses.

  • Abandonar ciertos hábitos

Septiembre supone el comienzo de un nuevo curso. Hay ciertos hábitos que deberías dejar de lado y que resultarán beneficiosos para tu salud y tu bolsillo. Por ejemplo, abandonar el tabaco o dejar el coche en casa para ir al trabajo a pie.