912 179 358 info@genei.es

Suele ocurrir que cuando contratamos un servicio de paquetería con ciertas agencias de transportes nos obliguen a imprimir la etiqueta de envío. A simple vista puede resultarte un incordio si no tienes a mano una impresora. Sin embargo, el cliente debe valorar las ventajas que presenta este documento identificativo, que entre otras cosas permitirá mantener localizado el paquete en todo momento y resultará de gran ayuda en caso de pérdida o extravío.

Como lo que más nos interesa es que el paquete llegue a su destinatario en las mejores condiciones y dentro de los plazos estimados, la etiqueta de envío se presenta como algo imprescindible. Además contribuirá a facilitarle la labor al mensajero, que dispondrá en este documento de toda la información referente al remitente y destinatario.

Qué hacer para conseguir las etiquetas del envío

Durante el proceso de contratación del envío desde Genei se informa al cliente sobre las condiciones particulares de cada agencia de transportes, especificando si requiere de impresora o no. Aunque no todas la exijan, ciertas empresas como Correos, Zeleris, Tourline Express, UPS, Seur o Correos Express sí que te requerirán la etiqueta del envío del paquete. Es algo que debes tener en cuenta antes de decantarte por una agencia u otra.

Una vez que tramites el envío recibirás en tu email las correspondientes etiquetas, que también estarán disponibles en tu área de usuario. De no ser así deberías contactar con el servicio de atención al cliente para que te las facilitemos, que te dará todo el asesoramiento posible sobre el número de etiquetas a imprimir y cuántas debes dar al repartidor.

Cajas con etiquetas listas para enviar

La importancia de etiquetar correctamente la caja para enviar por correo

Cómo etiquetar un paquete

Es posible que si nunca has hecho un envío no tengas muy claro cómo etiquetar un paquete. El proceso resulta muy sencillo si sigues los siguientes consejos:

  1. Comprueba en primer lugar que toda la información que incluya sea correcta.
  2. Lo conveniente sería colocarla en la zona frontal, en concreto en la parte derecha abajo. Procura que estén alejadas de las cintas adhesivas y las esquinas.
  3. Aporta la mayor cantidad posibles de datos sobre el remitente, sobre todo cuando se trate de un lugar muy alejado de las zonas más pobladas o la entrega se efectúe en un lugar muy concurrido como puede ser una oficina o un parque tecnológico.
  4. Comprueba que la etiqueta esté correctamente fijada y no haya riesgo de que se levante durante el traslado.

Por cierto, en el caso de que vayas a reutilizar una caja sería conveniente retirar los restos de etiqueta que pudiera haber de anteriores envíos. Así conseguirás que tu paquete no vaya a parar a un lugar equivocado.

Información que debe contener este documento

Aporta en todo momento la mayor cantidad posible de información sobre el remitente y el destinatario. Cuanta más cantidad de datos tenga el mensajero, más fácil resultará la entrega. En tu etiqueta de envío no puede faltar:

  • Nombre completo, apellidos, dirección, código postal, población y provincia de destino.
  • Es conveniente facilitar también los datos del remitente, con el número de móvil, por si ocurriese algún problema durante el transporte. Puede ocurrir que de no localizar al destinatario intenten contactar con el remitente.