912 179 358 info@genei.es

Todos los negocios online precisan de un buen servicio de atención al cliente. Entre otras cosas permitirá que el vendedor pueda interactuar con los clientes y conocer sus inquietudes. Hasta la fecha este servicio se asociaba a reclamaciones y quejas, pero también está pensado para incrementar las ventas y facilitarle más información sobre los productos al cliente. Además de un buen sercivio o producto también precisas de una buena atención al cliente.

1-Escoge los canales más adecuados

No hace falta que un negocio ecommerce esté presente en todos los canales de comunicación. El correo electrónico, el chat online y el teléfono son los mejores, sin lugar a dudas. El teléfono aporta seguridad y te garantiza una respuesta inmediata. Mucha gente encuentre en él el medio más adecuado de comunicación para resolver cualquier incidencia o duda. Esto ya lo saben los clientes de Genei, que es uno de los pocos comparadores de envíos que cuenta con un canal telefónico para atender a los clientes dentro de su apartado de contacto.

2-Rapidez en la respuesta

Si no respondemos con rapidez a las consultas de los clientes es posible que se pierda un cliente. Procura ofrecer respuestas oportunas y rápidas. El potencial cliente agradece que tengas una buena comunicación y trato con él.

3-Responder a través del mismo canal

Puede parecer una tontería, pero siempre hay que respetar el canal de comunicación que utilice el cliente. Esto significa que sí se recurre al correo electrónico para formular una consulta, le responderemos por la misma vía. Puede resultarle incómodo que le llamemos por teléfono. Se generaría un efecto rechazo que te llevaría a perderlo.

4-Equipo humano formado

Recurre a personal con experiencia y bien formado, que demuestre habilidades comunicativas, siendo capaces de satisfacer las consultas de los usuarios.

5-Auto-ayuda

Hay que ponerle las cosas sencillas al cliente. Nunca está de más proporcionarle respuesta a sus dudas en un apartado de ayuda, en donde se detallen las preguntas más frecuentes. Los tutoriales o videos también pueden resultar de utilidad para que no tenga que recurrir a atención al cliente.