912 179 358 info@genei.es

El comercio electrónico le ha abierto las puertas de otros países a muchas empresas, sobre todo pymes. Así lo demuestra el crecimiento del 28,2% en el número de compañías españolas que han exportado bienes al extranjero a lo largo de los cinco primeros meses del año, como recoge el último informe mensual de comercio exterior de la Secretaria de Estado de Comercio.

Entre enero y mayo un total de 123.692 empresas comercializaron sus productos a otros países, que suponen 27.231 más respecto al mismo periodo del ejercicio pasado. Aunque se tratan de unos resultados muy positivos, esta variación de exportación debe ser tomada con cierta cautela, ya que estas cifras están ‘maquilladas’ por el elevado número de transacciones ecommerce de bajo importe.

Del total de exportadores encontramos 94.601 empresas con un volumen de ventas por debajo de los 50.000 euros, mientras que las entidades que operan por encima de esta cifra alcanzan las 29.091 compañías.

De este estudio se desprende que muchas pequeñas compañías habrían iniciado su andadura en el mercado internacional a través del ecommerce, encontrando una nueva fuente de ingresos. Entre otras cosas, las ventas electrónicas les han permitido, además, rebajar de manera considerable los gastos en desplazamientos, visitas a ferias, misiones comerciales o la contratación de trabajadores.

También han encontrado facilidades para la comercialización de sus artículos y bienes en el extranjero gracias a las agencias de transporte. Es el caso por ejemplo de Genei, que permite a las empresas hacer envíos internacionales al mejor precio, con unas tarifas muy competitivas, sin importar el destino de la mercancía. Este comparador de paquetería trabaja con las principales mensajerías del mercado, entre las que destacan UPS, TNT, Correos Express, Seur o GLS, pudiendo seleccionar el cliente la compañía que mejor encaje dentro de sus planes.

El único inconveniente pueden encontrarlo en las aduanas de algunos países, que pueden restringir la entrada de ciertos productos, de ahí que recomienden informarse previamente sobre las condiciones de cada una de ellas. Esto solo será necesario para aquellos envíos a países no miembros de la Unión Europea. Las autoridades aduaneras exigen además la aportación de la factura proforma o comercial.

En cualquier caso, internet se ha convertido en el escaparate perfecto para promocionar los artículos de un negocio, llegando incluso a una mayor cantidad de clientes.

Estas cifras contrastan con las últimas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en donde se aprecia un constante aumento en la cifra de negocio del comercio online, rebasando por primera vez los 30.000 millones en 2017.

Cómo se estructuran las exportaciones españolas

Diez empresas nacionales concentran el 16,3% de las ventas al extranjero, por lo que unos pocos manejan un importante volumen de operaciones en el exterior. Si se amplia esta cifra hasta las 100 principales compañías, comprobamos como el control asciende casi hasta el 40% del total.

Este informe de comercio internacional también diferencia entre compañías exportadoras que operan de manera regular y las esporádicas. Las primeras, que son aquellas que durante al menos cuatro años han encadenado exportaciones, abarcan el 27,9% del total de empresas que vendieron al exterior.