912 179 358 info@genei.es

El cliente final puede llevarse una tremenda decepción cuando procede a realizar el pago de una compra online y se encuentra con una subida del precio final a consecuencia de los gastos de envío. Se trata de un coste con el que no contaba y eso provoca en la mayoría de las ocasiones un abandono del carrito de la compra. Corresponde al vendedor decidir a cuánto asciende los gastos de envío de un negocio online.

Para que esto no se traduzca en la pérdida de una venta o en la decepción del cliente, te recomendamos que sigas las siguientes indicaciones:

Envíos gratis a partir de una cantidad

Se trata de una postura cada vez más utilizada por parte de los ecommerce. De esta forma también se incentiva la compra de más productos. A partir de una cierta cantidad, como pueden ser 70-100 euros puede salirte rentable ofrecer los gastos de envío gratuitos.

Información al cliente

En todo momento el usuario debe estar informado sobre los gastos de envío. No es lo mismo que lo sepa desde el primer instante, a que se entere en la última fase del proceso de compra, cuando puede llevarse una gran decepción e incluso sentirse engañado.

Ofrece varias opciones de entrega

Para ahorrar en los gastos de envío puedes ofrecer un servicio estándar, con entrega en 3-5 días en función del destino. Te resultará más económico que si te decantas por un envío urgente, en 24 horas. Debes proporcionarle al cliente ambas opciones para que sean ellos los que elijan el método que más les convenga.

El vendedor asumir parte del gasto

Cuando el producto comercializado cuente con un margen de beneficio importante, el vendedor tiene la posibilidad de asumir el coste del envío. Una buena opción pasa por realizar los envíos con un comparador como Genei, en donde el ahorro en paquetería es de hasta el 70% de la mano de las principales agencias de transporte.