912 179 358 info@genei.es

Hay una serie de conceptos que debes tener en cuenta a la hora de realizar tus envíos internacionales. No basta con confiar tus pedidos a una agencia de transportes de primer nivel. Entre ellos se encuentran las aduanas y gastos aduaneros. Por eso hoy nos proponemos explicarte qué son y cómo afectan a tus envíos.

Qué son las aduanas

La aduana es una oficina pública ubicada en lugares estratégicos como aeropuertos, puertos, carreteras y fronteras, que sirven para contolar el tráfico de mercancías en un estado. Lo que se pretende con ello es regular la entrada y salida de personas y bienes. Cobran una serie de tasas que reciben el nombre de gastos aduaneros.

Los gastos aduaneros

Los gastos aduaneros se componen de una serie de tasas a la importación o exportación, impuestos y aranceles que varían en función de unos criterios concretos, como el tipo de producto, valor económico o la naturaleza. A efectos aduaneros no tendrá la misma consideración una compra-venta que un envío entre particulares.

Habrá gastos de aduana cuando el envío tenga como destino o procedencia un país no comunitario, fuera de la Unión Europea, Canarias, Melilla o Ceuta. Cuando se trate de envíos a la Unión Europea los paquetes estarán exentos de cualquier control aduanero.

Los gastos de aduana tendrá que asumirlos el destinatario, que deberá pagarlos en el instante en que reciba la mercancía. Por lo tanto no estarán incluidos en las tarifas del envío que obtendrás a través del comparador de empresas de mensajería Genei.

Hay que recordar que además de los trámites en aduanas también debe aportarse una factura comercial o proforma, en donde vengan especificadas las características de la mercancía y si se trata de un envío comercial o particular. Para que no se produzcan incidencias con tu mercancía lo aconsejable es que antes revises las condiciones de cada aduana.