912 179 358 info@genei.es

En tus vacaciones de verano no puede faltarte la bicicleta. Con ella podrás desconectar, desplazarte por el pueblo o simplemente descubrir nuevas rutas. No puedes desaprovechar el buen tiempo para reunirte con tus amigos sobre dos ruedas, al más puro estilo ‘Verano azul’. El principal inconveniente que puedes encontrar reside en el transporte de la bicicleta. Todo serán inconvenientes, tanto si te desplazas en avión como en coche:

Al moverte en avión:

Prepárate para cargar con la caja y la bicicleta por la terminal. Tienes la posibilidad de desmontarla y embalarla en el propio aeropuerto, aunque posiblemente no sea la opción más aconsejable. Como siempre llegamos con el tiempo justo para subirnos al avión, quizás lo más conveniente sería llegar con la bici ya empaquetada.

Prepárate además para facturarla. Tampoco debes pasar por alto la posibilidad de pérdida o de rotura durante el traslado.

Al moverte en coche

Empezamos a llenar el maletero con las maletas, material de playa y otras pertenencias, y cuando nos damos la cuenta el espacio para la bicicleta queda reducido a la mínima expresión. Resulta prácticamente imposible hacerle un hueco en el interior del vehículo. Y como tampoco tenemos mucha destreza para el montaje de la baca o de otros utensilios de transporte de la bici, al final sopesamos la posibilidad de dejarla en casa, por lo que ya podemos ir olvidándonos de esos paseos tan placenteros.

Al margen del medio que utilices para desplazarte, la opción más sencilla y cómoda pasa por enviar bicicleta por correo. De esa forma podrás moverte sobre dos ruedas desde el comienzo de tus vacaciones y sin preocuparse sobre el viaje.

En cualquier caso, el envío de bicicleta por mensajería exige una serie de condiciones:

  1. Contrata el servicio de transporte con cierta antelación. No esperes al último momento si quieres tenerla a tiempo en tu destino de vacaciones.
  2. Hay que embalarla bien para que no sufra daños durante el viaje.
  3. Avisa a los encargados del hotel en el que te hospedes o a los familiares que te acojan que un transportista se ocupará de la entrega de la bicicleta.

Tienes a tu favor, además, que puedes seleccionar el tipo de envío que mejor se adapte a tus necesidades, entre un servicio exprés o uno menos urgente.

Transportar bici por mensajería urgente

Mandar una bicicleta por correo en tus vacaciones de verano

Cómo enviar bicleta a un precio económico

Tanto si decides hacer el envío a un país extranjero o al pueblo, en ningún momento el precio debe acarrearte un problema. En Genei estamos especializados en el envío de bicicletas baratas a todos los destinos. Eso sí, las agencias que trabajan con este comparador son muy exigentes en cuanto al embalado, así que destina todo el tiempo que sea necesario para desmontarla y protegerla en el interior de la caja. De esta forma te garantizarás que llegue en el memor estado a tu lugar de descanso.

Solo necesitas hacer una simulación en Genei.es para conocer cuánto cuesta enviar una bici por mensajería. Introduce en el formulario de contratatación unas medidas que se ajusten lo máximo posible a la realidad. Existen unas dimensiones estándar que tienen aceptación por las distintas mensajerías, que son los 40 kilos de peso, además de 140 centímetros de largo, 20 centímetros de ancho y 100 de alto.

En este comparador podrás elegir la opción que más te satisfaga de entre más de 300 transportistas. Entre otras cosas hay que valorar las tarifas, plazos de entrega o la especialización de la agencia.

Hay una amplia lista de agencias, pero si prefieres por comodidad o confianza tienes la posibilidad de enviar la bicicleta por correos con unos precios inmejorables o con Seur, que se encuentran entre las más fiables por parte de los clientes.

Recomendaciones para mandar bicicleta

El proceso de embalaje resulta más complejo de lo que pensamos. Las cajas especiales para su transporte presentan unas medidas pensadas para las bicicletas desmontadas. Así, además de ocupar menos espacio, también habrá menos riesgo de incidencia.

Sigue con atención nuestros consejos sobre cómo enviar una bicicleta por paquetería:

  1. Desmonta el manillar, ruedas, pedales y sillín. A continuación protege cada uno de estos elementos con plástico de burbujas.
  2. Meter la bicicleta desmontada y las distintas piezas en la caja de una forma organizada. Emplea todo el material de protección que sea necesario para amortiguar cualquier golpe o caída.
  3. Precinta la caja y asegúrate de que va correctamente colocada, sin que haya oscilaciones.
  4. Rellena el formulario con la información de origen y destino, además de las medidas de la caja.

Una vez que tengas claro como enviar tu bicicleta ya podrás disfrutar de ella estas vacaciones, sin preocuparte de nada.