Productos prohibidos

Pese a las advertencias por parte de Genei y de las agencias de transportes sobre el envío de productos prohibidos, todavía son muchos los usuarios que utilizan los servicios de mensajería para enviar productos ilegales. La circulación de ciertos elementos no está permitida según las leyes nacionales e internacionales por motivos de seguridad, sanidad, protección del servicio y utilidad general.

¿Pero qué pasa si envío un producto prohibido?

El cliente es el único responsable de cumplir con todas las exigencias que aparecen en las condiciones del envío, principalmente porque en ningún momento Genei audita ni manipula los paquetes. Cuando la agencia tenga constancia de que se transporte algo ilegal o  producto prohibido puede retenerlo a la espera de que el cliente lo recoja por sus medios o incluso destruirlo si considerase conveniente.

En estos casos, el contratante del servicio tendrá que sufragar cualquier gasto adicional que se genere a causa de la incidencia, como puede ser el almacenaje o destrucción en punto limpio. Ni Genei ni las agencias de transporte admitirán reclamaciones por los retrasos en las entregas o por los gastos extras que implique la retención de la mercancía.

Productos prohibidos por las agencias

Para evitar este tipo de situaciones lo más conveniente es revisar antes de la contratación del envío el listado de artículos prohibidos, así como los artículos que carecen de cobertura de indemnización. Además, cada empresa de transportes puede presentar una serie de limitaciones propias.

La lista de artículos ilegales o prohibidos es muy amplia. Entre ellos están los productos falsificados, cadáveres y restos humanos, pornografía, armas, elementos obscenos, estupefacientes y sustancias psicotrópicas, medicamentos, pasaportes, materiales explosivos, residuos tóxicos, materiales explosivos, metales preciosos, artículos perecederos, extintores, obras de arte de gran interés para el patrimonio nacional, dinero, sellos de colección, boletos de lotería, baterías o cualquier producto robado o adquirido de forma ilegal o tabaco.

Prohibición de enviar productos no perecederos por transporte urgente
Alimentos prohibidos por las agencias de transporte

Productos perecederos prohibidos en envíos de paquetería

Cuando uno se encuentra lejos de su casa, lo que más echa en falta, además del cariño de los seres queridos, es un buen plato de cocido o las albóndigas de nuestra madre. Por mucho que nos esforcemos en copiar las recetas, nunca conseguiremos el sabor de los platos originales, y más cuando residimos en otro país, donde encontrar ciertos alimentos se convierte en algo imposible. Aunque alguna vez se te ha pasado por la cabeza mandar a tu hijo o hermano un tupper con comida, o incluso productos típicos de la tierra, lo mejor es que descartes esta opción. Básicamente porque no se garantiza la correcta entrega en destino debido al posible deterioro que sufra durante el traslado. De hecho las agencias de transportes no permiten este tipo de artículos. Por eso, antes de contratar el servicio de paquetería deberías conocer los alimentos perecederos prohibidos en los envíos, para así evitarlos y ahorrar en un gasto innecesario.

Y es que en la mayoría de los casos, si no se retienen antes por parte de las empresas de transporte, suelen llegar en mal estado al destinatario, con la consecuente decepción. Nunca vendría mal conocer la lista de artículos prohibidos por las empresas de transporte.

¿Cuáles son los alimentos perecederos prohibidos en los envíos?

Los alimentos perecederos restringidos por las mensajerías son aquellos que empiezan su deterioro ante agentes como la temperatura, la presión o la humedad. Este tipo de alimentos precisan una refrigeración de al menos 5ºC o una congelación de -18ºC para retrasar el crecimiento de bacterias.

Entre la comida prohibida para enviar se encuentra:

  • Carne
  • Pescados y mariscos
  • Hortalizas, frutas y verduras
  • Lácteos
  • Huevos
  • Alimentos cocinados

Descubre cuáles son los productos no perecederos

Hay otros productos comestibles que pueden permanecer meses e incluso años sin estropearse, y que pese a sufrir ciertas condiciones adversas, su sabor y calidad no se resentirá. Esos alimentos son los que te interesan a ti.

Te invitamos a conocer los alimentos no perecederos que puedes mandar por mensajería urgente:

  • Pastas: consiguen conservar sus propiedades intactas durante un largo periodo de tiempo. Se trata de un alimento completo, rico en fibra e hidratos de carbono.
  • Legumbres: uno de los alimentos más completos que hay y quizás también uno de los más olvidados de la cocina. Aportan vitaminas, proteínas y hierro. Su vida útil se extiende bastante en el tiempo.
  • Arroz: también cuenta con gran capacidad de conservación, de ahí que esté considerado como uno de los principales productos  del mundo. Debe estar presente en una dieta equilibrada ante el aporte en carbohidratos, minerales y vitaminas.
  • Latas de conserva: en las despensas no pueden faltar estos alimentos. Estos artículos aguantan a la perfección el paso del tiempo, ya sean mejillones, sardinas, atún, etc.
Latas de mejillones en conserva - Genei
Las latas de conserva se encuentran en la lista de alimentos no perecederos listos para enviar por mensajería

Cómo enviar alimentos no perecederos

Cuando se trata de comida, aunque sean alimentos no perecederos y con fechas de caducidad muy elevadas, siempre habría que optar por un servicio de transporte urgente, para garantizar la entrega en destino lo más pronto posible.

Algo similar ocurre con el embalaje. Pese a la resistencia de los envases y de los propios comestibles, nunca hay que descuidar el empaquetado. Envuelve lo mejor posible con material de protección cada producto e introdúcelo en el interior de una caja que no presente fisuras y que presente un correcto estado. Si es necesario colocaremos dentro plástico de burbujas para repeler cualquier tipo de golpe.

Una vez que ya tienes constancia de cuáles son los productos perecederos prohibidos para enviar, ya puedes empezar a mandar aquellos alimentos que sí consienten las agencias de transportes.

Blog Genei