envio contra rembolso genei

De todas las formas y métodos de pago que existen en la venta online, el envío contra reembolso es de los menos utilizados a pesar de ser uno de los métodos más seguros para el comprador.

Si en tu tienda online ofreces éste servicio, aumentarás las posibilidades de pago de tus clientes y aumentarás la cantidad de clientes potenciales, ya que con el envío contra reembolso se llega a un conjunto de compradores que no realizarían la compra si tienen que dar sus datos bancarios o de la tarjeta de crédito. Con éste método de pago se disminuyen las estafas, pero el riesgo nunca es 0 en la compra por internet.

¿En qué consiste el envío contra reembolso?

El método de envío contra reembolso es muy sencillo: el cliente paga al mensajero cuando le entrega el paquete, y luego la empresa de transporte le abona ese dinero al vendedor.

Por lo tanto, no existe riesgo para el comprador de pagar por adelantado por un producto y que no llegue, aunque es cierto, que salvo que el vendedor lo especifique, el comprador no puede abrir el paquete antes de dar el dinero al transportista para saber si la mercancía recibida es la correcta y existe el riesgo de pagar por algo en mal estado o que no era lo que se compraba.

El mensajero es el encargado de realizar el cobro, por lo que recomendamos que el envío contra reembolso se pague en metálico y en la cantidad justa, ya que en la mayoría de los casos, el transportista no cuenta ni con datáfono ni con la cantidad de dinero necesaria para devolver la diferencia al comprador. Una vez que la empresa de transporte tiene el dinero, se le transfiere al vendedor en un periodo que puede rondar los 15 días al vendedor.

Ventajas del envío contra reembolso

Las principales ventajas del envío contra reembolso son para el comprador, ya que, como se comentó anteriormente, sólo paga si recibe el paquete. Además, es un método de pago privado, ya que no tiene que proporcionar ningún dato bancario, por lo que se evita la posibilidad de estafa como el duplicado de su tarjeta bancaria.

Al no tener que realizar el pago por adelantado, los compradores se sienten más confiados para comprar con éste sistema de pago, ya que se garantizan que sólo pagarán si les llega la compra.

Por el lado del vendedor, el envío contra reembolso también tiene ventajas. Por ejemplo, se asegura que recibirá el dinero de cada venta con ese tipo de pago. También se amplía el número de compradores, ya que los que son reticentes a dar sus datos bancarios, con el envío contra reembolso no tienen ese problema y también saben que no tienen que pagar por adelantado. Es decir, como vendedor aumentas la confianza hacia los clientes potenciales.

Desventajas del envío contra reembolso

A pesar de contar con ventajas para el comprador y para el vendedor, no podemos afirmar que el envío contra reembolso sea 100% seguro. El comprador desconoce qué se encuentra en el interior del paquete, si es lo que ha comprado o si está defectuoso o de mala calidad.

El vendedor corre el riesgo de que el cliente no se quede con el paquete, por lo que además de perder la venta, el vendedor tiene que pagar el coste del envío a la empresa de transporte.

Realizar un envío contra reembolso es más caro, ya que las agencias de transporte solicitan una comisión en relación al coste del pedido, que suele estar entre el 2 y el 6% del precio del pedido. Además, muchas agencias limitan la cantidad a cobrar, y, por lo general, en compras superiores a 1.000€ no aceptan el envío contra reembolso, ya que es un riesgo muy alto que el mensajero recorra la ciudad con miles de euros en efectivo realizando entregas.

Cómo enviar un paquete contra reembolso con Genei

Muchas de las agencias con las que trabajamos en Genei proporcionan el servicio de envío contra reembolso.

Una vez rellenados los datos y características del paquete (peso, medidas, origen y destino), escoge la agencia de transporte con la que se creará el envío, y en el paso siguiente se puede elegir la opción de envío contra reembolso. En ella se debe introducir el importe exacto del pedido, y ésta será la cantidad que se le cobrará al comprador cuando se le entregue la mercancía y será la cantidad que se le abonará, al cabo de unos días, al contratante del servicio en la cuenta bancaria proporcionada.

Blog Genei